Nuestra máxima es el respeto por el medio ambiente y la mejora diaria, adaptándonos constantemente a les exigencias del mercado y obteniendo todas les certificaciones que hagan falta para mejorar nuestro producto y poder dar un mejor servicio a nuestros clientes. En todas las etapas de nuestro proceso productivo aplicamos un riguroso control, para asegurar la calidad del producto. A la vez, todas nuestras partidas de tapones son analizadas por un laboratorio externo.

Actualmente, disponemos de la certificación SYSTECODE PREMIUM -Código internacional de buenas prácticas- para la actividad de fabricación de tapones naturales para vinos tranquilos y la actividad de lavado. Asimismo, tenemos implantados sistemas de gestión de la calidad conforme a la norma ISO 9001 y trabajamos según los requisitos establecidos para reducir el CO2 en nuestro proceso de fabricación y conseguir un producto con una huella de carbono medioambientalmente sostenible.