Con nuestro afán de ofrecer un producto con las máximas garantías, continuamente estamos implementando sistemas de mejora, tanto en el proceso industrial como en los procedimientos de control. Con este objetivo hemos creado el departamento técnico - laboratorio, para canalizar todas las exigencias físicas, químicas y sensoriales que requieren nuestros tapones de corcho.

Disponemos de un plan de control muy estricto en tres niveles. En la recepción, a fin de asegurar la calidad de la materia prima; durante la fabricación, para confirmar cada una de las fases del proceso productivo; y la expedición, para ofrecer a nuestros clientes los tapones con las prestaciones que requieren.