Aunque disponemos de la tecnología electrónica más avanzada, mantenemos la selección manual, un segundo filtro que avala el primer escogido, pues creemos que hay matices específicos de las clases que solo se pueden concretar con el ojo humano y los años de experiencia de nuestro personal cualificado.